Lun - Vie 09:00-18:00 hrs (55) 1107 81 32, (55) 5523 91 54, (55) 7589 88 12
contacto@eficacia.mx

¿Cuál es la causa de la mala racha del peso en junio?

Eficacia MX > Empresarial > ¿Cuál es la causa de la mala racha del peso en junio?

Los cambios en la SHCP y en Banxico no son factores, al menos por el momento. La clave está en las tasas en EU, que fortalecen y debilitan a la moneda mexicana.

El peso acumula una depreciación de 3.42 por ciento en lo que va del sexto mes del año, su promedio ya está arriba de 20 pesos, en 20.0215 unidades; mientras que el cierre del viernes fue de 20.6280 pesos por dólar en el mercado interbancario valor spot (48 horas).

Es sin duda un mal mes para la moneda nacional, aunque todavía está lejos de los peores momentos del año pasado, cuando en marzo alcanzó niveles de 25 unidades.

Justo desde aquellos niveles de 25 por dólar, la paridad empezó a bajar, hasta un mínimo de 19.6160 pesos en este periodo, lo que en su momento representó una apreciación para el peso de 21.95 por ciento, una racha de ganancias que prácticamente borró todo el mal momento del 2020.

La causa de aquella apreciación era muy clara y lo consignamos varias veces: El Banco de la Reserva Federal (Fed), de Estados Unidos, inició la estrategia para evitar una Gran Depresión como la de 1929, con todos los efectos que en estos tiempos pudieran tener, efectos que se antojaban verdaderamente devastadores.

Uno de los factores clave en dicha estrategia fue bajar por primera vez la tasa de referencia de la Fed a niveles mínimos históricos cercanos al cero absoluto, incluso se llegó a pensar que las tasas se “adentrarían” a zona negativa, lo que la Fed siempre ha descartado.

Estos niveles mínimos históricos desataron una oleada de liquidez mundial en búsqueda de opciones de rendimiento, el mercado mexicano fue una gran opción por su cercanía geográfica al mercado estadounidense, sus niveles de tasas mucho muy superiores a las de Estados Unidos, y su relativa estabilidad en los mercados financieros.

La liquidez que llegó al mercado mexicano fortaleció al peso. El escenario anterior fue lo que ha explicado por meses la recuperación inicial y fortaleza posterior de nuestra moneda. Las tasas de interés en Estados Unidos le han dado dicha estabilidad, son determinantes, no hay ninguna otra explicación creíble.

Sin embargo, en este mes la caída del peso ha coincidido con algunos factores internos, que podrían ser interpretados como determinantes para que nuestra divisa se depreciara, pero no es así.

Nada tienen que ver De la O, ni Herrera con la caída del peso

Además del proceso electoral, quizás la noticia más importante relacionada con la economía mexicana en este mes es el cambio que se hará en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con la llegada de Rogelio Ramírez de la O en sustitución de Arturo Herrera, quien fue propuesto como gobernador del Banco de México (Banxico) a partir de enero del año siguiente.

Estos cambios podrían ser interpretados como factores para la depreciación del peso, pero nada que ver.

Los mercados en este sentido están confiados al menos hasta hoy, y consideran que no habrá cambios bruscos en la política económica del país.

Al margen de los cambios que se pretenden en el “modelo económico”, lo cierto es que hay cierta confianza en la relativa estabilidad del mercado mexicano, los cambios hasta ahora son bien aceptados entre los inversionistas, como se dice en el argot: “pagan por ver”, tanto en la SHCP como en Banxico.

Son las tasas

Así, las tasas han sido por meses el factor determinante para la recuperación y estabilidad del peso, por lo tanto, ahora que en Estados Unidos la inflación se ha disparado y amenaza con desbocarse, los mercados temen que la Fed pueda mover las tasas hacia arriba, subirlas, en algún momento. Este ajuste, contrario a lo que se hizo para evitar la Gran Depresión, debilitará inevitablemente al peso.

Pero todo dependerá del sentimiento que tengan los mercados respecto al momento en el que estiman que la Fed podría subir la tasa, así como la magnitud esperada. De modo que las tasas seguirán como el factor de ajuste cambiario en México.

FUENTE: Alto Nivel

Leave a Reply