Lun - Vie 09:00-18:00 hrs (55) 1107 81 32, (55) 5523 91 54, (55) 7589 88 12
contacto@eficacia.mx

¿Cómo nos fue en mayo?

Eficacia MX > Empresarial > ¿Cómo nos fue en mayo?

La semana pasada el Inegi nos dio a conocer una contracción en la actividad industrial de -29.6 por ciento anual para el pasado abril. La ANTAD ya nos había informado sobre un desplome en abril, de -22.9 por ciento anual en las ventas de las cadenas comerciales bajo tiendas comparables con el año pasado. Con esto se confirma que muy probablemente en abril la economía mexicana podría haber caído a una velocidad superior a -20 por ciento anual, como nos lo sugirió nuestro cálculo preliminar elaborado con nuestro indicador IBEM para abril, hace un mes.

Ahora, con este mismo indicador (IBEM) podemos hacer una estimación preliminar de la evolución de la actividad económica para mayo. El Índice Bursamétrica de la Economía de México/(IBEM) para mayo se ubicó con base en cifras originales en 62.4 unidades vs. 58.0 puntos de abril, con un incremento de 7.7 por ciento mensual, equivalente a una variación negativa de -53.3 por ciento anual. El cálculo del IBEM lo iniciamos en agosto de 2011, y en estos 105 meses no habíamos visto nunca una caída tan drástica como la observada en los últimos dos meses. Al analizar los componentes del indicador se observa que en general, tanto los que se refieren a la actividad industrial y a la exportación como los del mercado interno presentan una severa contracción.

Favorecieron al indicador los siguientes factores:

El ISM de la manufactura de EU aumentó de 41.5 en abril a 43.1 unidades.

La producción automotriz que en mayo cayó 93.67 por ciento anual, un poco menos que en abril que cayó en 98.76 por ciento anual.

Las ventas domésticas de autos, que cayeron en 64.4 por ciento anual en abril, y en mayo bajaron un poco menos, en 58.8 por ciento anual.

El indicador IMEF no manufacturero subió a 38.0 unidades respecto a 37.6 puntos de abril.

El precio de la mezcla mexicana de exportación de petróleo en términos de pesos, bajó 42.1 por ciento anual, mientras que en abril bajó en -86.6 por ciento anual.

El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores, como indicador de expectativas bajó 15.5 por ciento anual, mientras que en abril estaba cayendo 18.9 por ciento anual.

El Índice Mexicano de Confianza Económica (IMCP/Bursamétrica) en su subíndice de la percepción de la situación a futuro mejoró de 37.57 unidades en abril a 38.3 unidades en Mayo.

Los factores que afectaron al indicador fueron:

El Indicador Mexicano de Confianza Económica del Instituto Mexicano de Contadores Públicos/Bursamétrica en su componente de la percepción actual observó una reducción importante a 45.25 puntos respecto a los 47.53 unidades registradas en abril.

El Indicador del IMEF del sector manufacturero marcó su mayor debilidad al bajar de 40.50 en abril a 39.20 unidades en mayo; manteniéndose en zona de contracción, en un nuevo mínimo histórico.

Estimamos que el número de trabajadores afiliados al IMSS bajó en 2.5 por ciento anual, mientras que en abril la reducción fue de 2.2 por ciento anual.

Walmart México ha dejado de publicar sus ventas mensuales desde abril pasado. Estimamos que en tiendas y semanas comparables aumentaron en mayo +7 por ciento real anual, mientras que en abril subieron en 18 por ciento real anual. Al mismo tiempo la ANTAD nos reveló que las ventas de las cadenas comerciales afiliadas a esta asociación bajo tiendas comparables cayeron 19 por ciento anual en mayo.

Con el resultado del Índice Bursamétrica de la Economía de México (IBEM) de mayo, estimamos preliminarmente una contracción del IGAE de mayo cercana a 21.9 por ciento real anual, bajo cifras originales. De resultar acertada esta estimación, el PIB de México podría sufrir un decremento al segundo trimestre de -19.7 por ciento anual; el PIB para todo el año 2020 lo estamos estimando ahora en -10.0 por ciento anual.

Estos datos que nos revelan la magnitud de la tragedia en la que nos encontramos no es nada más resultado de la pandemia, es una combinación de factores entre los cuales se destaca la recesión global, la guerra de precios del petróleo, las medidas de contingencia sanitaria y la crisis de confianza que impera en nuestro país por una política económica errática.

Simplemente en la semana pasada se dieron cuatro eventos que generan una mayor desconfianza: 1. El incremento de hasta más de 800 por ciento a las tarifas de interconexión de los generadores de energías limpias. 2. La cancelación de los contratos de proveedores y contratistas de las plataformas de Pemex. 3. La puntada del senador Monreal, quien había estado actuando como un excelente portero, parando iniciativas irracionales, ahora decidió tirar un autogol, al proponer fusionar tres organismos reguladores autónomos especializados en uno solo: CRE, Cofece y el IFT. Y 4. La declaración del Presidente de “revertir” la reforma del sistema de Pensiones de 1997.

¿Ya habrán pensado en la 4T cómo va a llegar la aceptación de su gestión en las elecciones intermedias?

FUENTE: El Financiero

Leave a Reply