Lun - Vie 09:00-18:00 hrs (55) 1107 81 32, (55) 5523 91 54, (55) 7589 88 12
contacto@eficacia.mx

Condonación de impuestos a empresarios por coronavirus no funcionaría: experto

Eficacia MX > Empresarial > Condonación de impuestos a empresarios por coronavirus no funcionaría: experto

Ante el oscuro panorama económico que le espera a México por la pandemia de coronavirus, organismos empresariales han pedido al gobierno la condonación de impuestos durante el tiempo que dure la contingencia, sobre todo a los negocios pequeños, sin embargo un experto en el tema asegura que esa no es la solución, sino que se requieren medidas paliativas económicas.

“Hay empresarios que piden no cobrar IVA (Impuesto al Valor Agregado) o ISR (Impuesto Sobre la Renta) y no es sencillo por una sencilla razón: la recaudación en México es bajísima, no nos podemos dar el lujo de recortar ingresos”, indicó Héctor Villarreal Páez, especialista en microeconomía aplicada por el Tecnológico de Monterrey.

Luego de que la Confederación Patronal de la República Mexicana de la Ciudad de México (Coparmex CDMX) pidió al gobierno local no cobrar el Impuesto Sobre Nómina del 3% durante el tiempo de la contingencia; en tanto a nivel federal solicitó un acuerdo del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para disminuir las aportaciones patronales en el periodo que no asistan los trabajadores.

El recorte de impuestos y pagos no asegura que dicho dinero se gaste en la economía, por lo que el gobierno debería de procurar hacer gastos efectivos y transferencias para que los recursos bajen a la población y se reactive el ciclo económico, detalló en entrevista para Forbes México.

Para el especialista, se necesita reducir la interacción social como medida preventiva ante la propagación del coronavirus, aunque esto tenga un efecto económico, pero para ello se deben impulsar una serie de medidas paliativas para ayudarle a los negocios más pequeños a que “el trancazo sea menos duro”.

Villarreal Páez refirió que se necesita de mucha creatividad para impulsar este tipo de medidas, puesto que una gran parte de la población mexicana no está bancarizada, por lo tanto, algunas opciones podrían ser programas para microempresarios en los que se regalen insumos o se den apoyos para mejorar los negocios.

Además, insistió en la necesidad de hacer evaluaciones periódicas, sobre todo porque la situación más preocupante se vendrá entre abril y mayo de este año, cuando se tiene previsto el pico de la epidemia de Covid-19 en el país.

Se debe hacer una reasignación del presupuesto, abundó, por lo tanto se deben dejar de lado las construcciones “faraónicas” como el Tren Maya, el aeropuerto en Santa Lucía o la refinería en Dos Bocas; esto se debe sustituir por cosas rápidas, como mandar dinero a los estados para construir carreteras, puentes y calles, para que el dinero baje rápido a la población.

“El Infonavit (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores), que tiene recursos, que lance un programa de mejoramiento de vivienda para bajar el dinero”, planteó el académico.

Asimismo, subrayó que ante la amenaza de una contracción económica, se pudiera pasar de un superávit primario a un déficit primario moderado o controlado, aunque las calificadoras “se pongan nerviosas”.

“Sí se van a poner nerviosas (las calificadoras), pero se pondrían más nerviosos con una contracción económica grande. Y eso que soy conservador en finanzas públicas, pero si hay un momento para gastar, es ahora”, sentenció.

FUENTE: Forbes

Leave a Reply