Lun - Vie 09:00-18:00 hrs (55) 1107 81 32, (55) 5523 91 54, (55) 7589 88 12
contacto@eficacia.mx

BENEFICIOS FISCALES POR CONTRATAR ADULTOS MAYORES

Eficacia MX > Blog > BENEFICIOS FISCALES POR CONTRATAR ADULTOS MAYORES

Actualmente es más notorio que nos preocupamos 75 por apoyar a nuestros adultos mayores, es por ello que el presente artículo va encaminado en dar a conocer los principales beneficios fiscales que los patrones pueden ejercer por la contratación de sus servicios, adicional a la satisfacción obtenida por apoyarlos en emplearlos ofreciéndoles un trabajo digno y que vaya de acuerdo con sus cualidades y capacidades.
En México, se consideran “personas adultas mayores” aquellas que cuenten con sesenta años o más de edad y que se encuentren domiciliadas o en tránsito en el territorio nacional, esto de conformidad con la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores contenidas en su Artículo 3o. fracción I. Dicha Ley en su Artículo 5o. advierte garantizar los derechos de las personas
adultas mayores, de manera enunciativa mas no limitativa.

[…] fracción V. Del trabajo y sus capacidades económicas, manifiesta que las personas tienen derecho:
“A gozar de igualdad de oportunidades en el acceso al trabajo o de otras opciones que les permitan un ingreso propio y desempeñarse en forma productiva tanto tiempo como lo deseen, así como a recibir protección de las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo y de otros ordenamientos de carácter laboral. A ser sujetos de acciones y políticas públicas de parte de las instituciones federales, estatales y municipales, a efecto de fortalecer su plena integración social.”

Por otra parte, el Artículo 19. señala que:

“Corresponde a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, garantizar en beneficio de las personas adultas mayores:

I. La implementación de los programas necesarios a efecto de promover empleos y trabajos remuneradores, así como actividades lucrativas o voluntarias conforme a su oficio, habilidad o profesión, sin más restricción que su limitación física o mental declarada por la autoridad médica o legal competente.

II. El fomento a la creación de organizaciones productivas de personas adultas mayores en grupos productivos de diferente orden.

III. Impulso al desarrollo de programas de capacitación para que las personas adultas mayores adquieran conocimientos y destrezas en el campo de formulación y ejecución de proyectos productivos.

IV. La organización de una bolsa de trabajo mediante la cual se identifiquen actividades laborales que puedan ser desempeñadas por las personas adultas mayores y orientarlas para que presenten ofertas de trabajo.

V. Asistencia jurídica a las personas adultas mayores que decidan retirarse de sus actividades laborales.

VI. La capacitación y financiamiento para autoempleo, a través de becas, talleres familiares, bolsas de trabajo oficiales y particulares.

VII. La creación y difusión de programas de orientación dirigidos a personas adultas mayores cuando deseen retirarse de los centros de trabajo públicos y privados.”

El Gobierno Federal garantiza el ejercicio de los derechos de las personas adultas mayores, estableciendo bases y disposiciones legales con el fin de no dejar desprotegidos sus derechos que como mexicanos se deben hacer valer.
Hablemos ahora de qué beneficios otorga el Gobierno Federal por contratar sus servicios.
Comencemos con lo dispuesto por la Ley del Impuesto Sobre la Renta en su Artículo 186 que establece lo siguiente:

“Se otorgará un estímulo fiscal para el patrón que contrate adultos mayores, consistente en el equivalente al 25 % del salario efectivamente pagado a las personas de 65 años y más. Para estos efectos, se deberá considerar la totalidad del salario que sirva de base para calcular, en el ejercicio que corresponda, las retenciones del Impuesto Sobre la Renta del trabajador de que se trate, en los términos del artículo 96 de la Ley de ISR.”

Es decir, el patrón podrá deducir de sus ingresos anuales un monto equivalente al 25 % del salario gravable pagado, que sirvió de base para realizar el cálculo de las retenciones efectuadas al
trabajador. Dicha aseveración se encuentra señalada en la Resolución Miscelánea Fiscal 2018 como sigue:

“Sección 3.21.2. Del estímulo para quienes contraten adultos mayores.
Estímulo para quienes contraten adultos mayores.

3.21.2.1. Para los efectos del artículo 186, segundo párrafo de la Ley del ISR, el estímulo fiscal que podrán aplicar las personas que contraten adultos mayores, consiste en deducir de sus ingresos un monto equivalente al 25% del salario efectivamente pagado en los términos señalados en dicho artículo a las personas de 65 años o más.”

Otra de las contribuciones que debemos observar es el impuesto que se paga por las erogaciones sobre nóminas la cual, a mi parecer, debería contemplar también un beneficio fiscal exentando
de la base para su cálculo los sueldos pagados a personas adultas mayores, lo que en el área metropolitana (Ciudad de México y Estado de México) no se tiene contemplado dentro de sus disposiciones fiscales respectivas (Código Fiscal de la Ciudad de México y Código Financiero del Estado de México y Municipios).


Conclusión
Emplear a nuestros adultos mayores genera una grata satisfacción personal y social, lejos de obtener un beneficio económico para el patrón. Para cumplir con los dispuesto por la Ley del ISR es indispensable no olvidar que existen requisitos a considerar para su deducibilidad, tales como la emisión del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI), el cálculo y entero de sus retenciones de ISR y el cumplimiento con los dispuesto por el Instituto Mexicano del Seguro Social sobre el pago de sus cuotas obrero patronales. Tras dicha labor altruista por parte del Gobierno Federal y por la sociedad, ¿valdría la pena incrementar los beneficios fiscales señalados en la Ley del Impuesto Sobre la Renta?, es decir, incrementar el porcentaje del estímulo fiscal señalado en las disposiciones. ¿Se podría incentivar una deducción al 100 % los pagos que a su vez sean ingresos exentos para el trabajador que aldía de hoy el artículo 28 tiene topado hasta por la cantidad que resulte de aplicar el factor de 0.53 al monto de dichos pagos conforme a su fracción XXX de la LISR? Para efectos de pago de contribuciones locales (Impuestos Sobre Nóminas), ¿Podrían considerar exentar de la base para el cálculo del impuesto los salarios pagados a adultos mayores?, tal como hoy sucede con personas contratadas con discapacidad.

 

FUENTE: CCPM

Leave a Reply