Lun - Vie 09:00-18:00 hrs (55) 1107 81 32, (55) 5523 91 54, (55) 7589 88 12
contacto@eficacia.mx

El empoderamiento tecnológico de la fuerza laboral

Eficacia MX > Blog > El empoderamiento tecnológico de la fuerza laboral

En todo el mundo, las sociedades y las organizaciones están experimentando los efectos de una evolución tecnológica cada vez más acelerada. Específicamente, en el entorno laboral observamos un cambio en las habilidades que las empresas buscan en la gente y la necesidad de incrementar y diversificar las capacidades de su fuerza laboral.

Nuestro reporte local, Tecnología en el trabajo: empodera, satisface y conecta, revela la situación actual de los empleados frente a los avances tecnológicos, su nivel de satisfacción, el control que les permiten tener en sus actividades laborales y personales, y la forma en que los conecta con colegas, supervisores y clientes.

Debido a la importancia de estos cambios, consideramos que es necesaria la participación y adaptación de las partes involucradas, es decir, empresas y personas. Ya no es algo que podamos dejar solo en manos de las áreas de Tecnología de la Información (TI) y Recursos Humanos (RH).

¿Cómo creemos que será el futuro laboral? La manera de trabajar de ahora en adelante dependerá de fuerzas complejas, cambiantes y en continua competencia, como regulaciones y leyes, tendencias de consumo y las acciones de los individuos.

De igual modo, la retención de talento dependerá de factores como una remuneración financiera adecuada y la oportunidad de participar en proyectos diversos. A su vez, los empleados tendrán que asumir su propia responsabilidad para incrementar sus habilidades y capacitarse continuamente.

De acuerdo con nuestro reporte, la fuerza laboral desea utilizar la tecnología en el trabajo y reconoce su potencial para mejorar su calidad. El problema, es que dichas herramientas no se eligen considerando las necesidades de quienes realizan las actividades. De hecho, uno de los principales hallazgos globales de nuestra encuesta Tech at Work, es la desconexión entre lo que piensan los líderes y el staff en torno a tomar en cuenta al personal para elegir las herramientas con las que trabajan. Y aunque en México esta diferencia también existe, la brecha es menor.

Asimismo, vemos que en el país solo la mitad del personal y 64% de los supervisores están satisfechos con los recursos que cuentan para aprender a utilizar las nuevas tecnologías, lo cual presenta una gran oportunidad para que los líderes abran nuevos canales de aprendizaje y desarrollo. Promover una comunicación clara y transparente con los colaboradores es fundamental, pues es necesario tener en mente que su reacción y actitud frente a dichos cambios afectará el negocio.

Nos parece interesante que todas las generaciones de empleados mexicanos presentan un nivel similar de interés por las nuevas tecnologías y la disposición a capacitarse continuamente, lo que hoy las compañías deben valorar y aprovechar al máximo.

De igual forma, los resultados de la encuesta muestran que nueve de cada 10 personas de todas las generaciones dicen estar dispuestas a utilizar una aplicación si les facilita la vida, mientras que el 85% procura estar al día en las nuevas tendencias tecnológicas, el 72% considera que gracias a la tecnología está mejor informado y 63% se siente más empoderado.

Por otro lado, el 45% dijo utilizar la tecnología porque tiene que hacerlo y 55% porque desea hacerlo. Facilidad de uso, mejora en la comunicación e independencia son algunos de los aspectos que el talento celebra de la tecnología en el trabajo.

Al preguntarles hasta qué punto sienten que tienen el control para decidir qué tipo de tecnología utilizar en la oficina, 42% de los empleados mexicanos considera que tiene el control justo; 24%, el control total y 20%, control limitado.

Nuevos modelos de capacitación

Cabe destacar que los trabajadores mexicanos son los que están dispuestos a invertir más horas al mes en desarrollar sus capacidades digitales a nivel global. Mientras que el resto de los países participantes dijo estar dispuesto a dedicar 15 horas de su tiempo, en promedio, en México este número alcanzó las 30 horas.

Si bien este es un dato positivo, es necesario tener en cuenta que se requiere generar una mentalidad de aprendizaje continuo. En este sentido, el reto de los líderes es ayudarles a encontrar formas de integrar el desarrollo de dichas habilidades a sus actividades diarias.

La encuesta también revela que el staff espera nuevos esquemas y métodos de capacitación. En la actualidad, los usuarios prefieren medios móviles y novedosos para aprender, es decir, coaching y retroalimentación en tiempo real, e-learning, apps y herramientas on-demand que ellos puedan manejar según su conveniencia.

Aunque ante cambios como la automatización, las empresas no podrán proteger los puestos que se vuelvan obsoletos, sí tienen la responsabilidad de proteger a su gente y fomentar su recapacitación y adaptabilidad.

En resumen, es imposible separar la tecnología de la experiencia del personal y lo que lo motiva. La tecnología en la actualidad es una parte fundamental en la experiencia laboral general, por lo que el objetivo es ir más allá de los puestos e incrementar el enfoque en las actitudes y conductas. Esta visión es la que nos permitirá mejorar la comunicación, la remuneración, el desempeño y el desarrollo de todos.

 

FUENTE: Linkedin

Leave a Reply